Nos hemos convertido en una escombrera de amianto

P. Salvemos la Hacienda Ibarburu

Por si no fuera poco el estado de abandono y expolio activo de la Hacienda Ibarburu, en los últimos meses también nos hemos convertido en una escombrera de uralita (compuesta, en su mayoría, de amianto). Hasta ahora «sólo» se habían atrevido a depositar «escombros menores» de obra, botellas y otros envases de bebidas alcohólicas y comida rápida… Y todo ante la pasividad de las administraciones competentes y los propietarios de la Hacienda (que son, recordemos: la empresa constructora ACP Level, la Junta de Compensación SNP 18 Ibarburu, en la que participa en Ayuntamiento de Dos Hermanas, y herederos ilocalizables de la familia Vasconcellos).

Ya hemos solicitado al Ayuntamiento de Dos Hermanas (por tercera vez en este año) que vuelva a cercar todo el perímetro, cierre los accesos y ponga vigilancia. ¿Nos harán caso esta vez?

¡Salvemos la Hacienda Ibarburu!