Nuestra prensa de viga y quintal se deteriora a pasos agigantados

P. Salvemos la Hacienda Ibarburu

Es habitual que numerosas personas, debido al cariño que se le tiene a la Hacienda Ibarburu, tanto en la ciudad de Dos Hermanas como en otras localidades cercanas de la provincia de Sevilla, nos envíen fotografías de determinados rincones del edificio. Todo ello, arriesgándose, porque los derrumbes son constantes.

Lo último ha sido una foto del deterioro de una parte (más) de la prensa de viga y quintal, la «joya de la corona de la Hacienda» (aquí puedes ver su funcionamiento), fechada en 1884, y que puede medir unos 10 metros de larga por 3 de ancha. La lavija, una de las piezas de sujeción intermedia de la viga, tiene una rotura importante, posiblemente porque, quienes habitualmente entran a cometer actos vandálicos, han forzado el tornillo. Si la lavija termina de romperse, no sólo peligra la viga, también la torre-contrapeso y, con ella, el edificio al completo. 

Estamos muy preocupados/as por el deterioro galopante y los ataques constantes que está sufriendo este último mes, y teniendo en cuenta que en varias ocasiones ha sido incendiada intencionadamente, que está rodeada de pasto y que pronto las temperaturas superarán los 40º, nos tememos lo peor.

Seguimos insistiendo a las administraciones competentes para que cumplan la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español y la Ley 14/2007, de 26 de noviembre, del Patrimonio Histórico de Andalucía.

¡Salvemos la Hacienda Ibarburu!