XXIV Premios en Defensa del Patrimonio Histórico y el premio «Huevo Frito»

Asociación de Amigos de Écija

La asociación Amigos de Écija ha hecho entrega en el Teatro Municipal de Écija, de los XXIV Premios en Defensa del Patrimonio Histórico, un acto que se ha presentado con un nuevo formato y que ha congregado a representantes de distintas administraciones y un gran número de colectivos y asociaciones en torno a la defensa del patrimonio local.

El acto, que en esta ocasión se presenta en formato gala, ha congregado a más de trescientas personas en el que supone el primero que organiza la nueva Junta Directiva de la asociación, la cual resultó elegida el pasado mes de noviembre. Durante la gala, que ha estado presentada por María Miró y Fernando Pérez, se han entregado cinco menciones a personas y actuaciones destacadas, por sus aportaciones al patrimonio local, y cinco “Soles”, a aquellas intervenciones finalizadas en 2023 en viviendas y edificios, que se han ejecutado respetando el entorno histórico-artístico en el que se encuentran.

Soles: Los premios de Amigos de Écija son en defensa del patrimonio histórico artístico, y por ello se reconocen aquellas intervenciones que se realizan en el entorno del Conjunto Histórico de Écija. Para valorar todas las actuaciones de este tipo que se han finalizado a lo largo de 2023, la asociación ha creado una comisión técnica que ha estudiado cada una de las propuestas y ha seleccionado cinco como merecedoras de este reconocimiento.

  • Mirador de los Marqueses de Peñaflor – Edificio singular – Reforma y/o rehabilitación con cambio de uso
  • Calle Santa Ángela de la Cruz, 16 – Vivienda unifamiliar . Reforma y/o rehabilitación mantenimiento de uso
  • Calle Arcipreste Aparicio, 3 (antiguo Mesón El Gallego”) – Vivienda unifamiliar – Intervención de nueva planta
  • Calle José Herráinz Caraballo, 6 – Vivienda plurifamiliar – Intervención de nueva planta
  • Calle San Juan Bosco, 40 (junto a Fuente Nueva) – Vivienda unifamiliar – Intervención de nueva planta

Menciones: En esta edición la asociación, en un proceso interno, ha propuesto y valorado una serie de candidaturas a estos reconocimientos, las cuales han dado como resultado cinco menciones.

  • Marina Martín Ojeda. Mención de Amigos de Écija por el trabajo desempeñado a lo largo de su vida laboral como Archivera Municipal del Ayuntamiento de Écija.
  • Rafael Cano Rodríguez. Mención de Amigos de Écija a una vida dedicada al mundo de la imprenta, desde donde ha realizado numerosas publicaciones que han servido para conocer mejor nuestras fiestas y costumbres populares.
  • Antonio Siria González (póstumo) Como referente cultural a través de sus numerosos estudios y publicaciones sobre Écija.
  • Restauración del Stmo. Cristo de la Exaltación en la Cruz – Hermandad de la Piedad
  • Publicación “Tomás Beviá Aranda, el rojo que tenía la hostia blanca”, de Ceferino Aguilera Ochoa.

Entre las novedades que ha presentado esta edición de los premios de patrimonio, la asociación ha introducido el que se denomina como el premio “Huevo frito”, un antipremio que ha sido elegido por la ciudadanía a través de redes sociales y una encuestas en la página web, como una denuncia a la inacción en distintos aspectos y actuaciones.

La denominación de “Huevo frito” ya es una crítica en sí mismo. Responde a la lamentable imagen que se difunde de la ciudad durante los meses de verano cuando los medios de comunicación nacionales y regionales, se desplazan a la ciudad para “demostrar”, que las altas temperaturas de la ciudad permiten freír un huevo en el suelo, sin preocuparse por destinar los recursos que supone una conexión de este tipo, para dar visibilidad al rico patrimonio ecijano, su historia y sus problemas.

En esta primera edición el premio “Huevo frito” ha sido para la situación global que presenta la Plaza de España “El Salón” y el edificio del ayuntamiento, que ha sido la más votada de cinco propuestas.